¿Comienza la tercera guerra mundial?


El mundo ha visto con horror la primera y segunda guerra mundial. Estos eventos han supuesto los fracasos más grandes de nuestras civilizaciones; desde 1945 la ONU ha servido de mediador entre los conflictos que ponen en riesgo la paz; pero ¿hasta qué punto se puede decir ha tenido éxito?  

Muchos analistas en la materia la tercera guerra mundial ya comenzó hace tiempo y no es como  las otras guerras mundiales, esta se da en pequeñas localidades que son estratégicas desde el punto de vista energético  y aunque son muy discretas los resultados son fatales. 

Para nadie es un secreto que el mundo está en plena efervescencia y el auto-proclamado policía del mundo “EEUU”; cada día aumenta su gasto militar y alista más tropas preparándose para un desenlace final el medio oriente, Corea del norte y Rusia. 

Medio oriente y el fundamentalismo 

Los países que conforman el medio oriente, desde que se conoce de ellos han estado en guerra. Anteriormente  era por diferencias religiosas  y hoy se suman nuevos aspectos como intereses geopolíticos y control de los recursos energéticos. 

Aunado a ello han surgido grupos como Al Qaeda e ISIS, que amenazan la paz mundial y han prometido exterminar a todo lo occidentalizado. 

Por otra parte, se ha visto como las tropas estadounidenses invaden sigilosamente el medio oriente (Irak, Libia, Afganistán y ahora Siria) con el pretexto de salvaguardar la democracia en la región. 

Corea del Norte y su antiimperialismo  

El otro foco que pone en riesgo la paz mundial, de manera más peligrosa es el gobierno norcoreano de la mano de Kim Jong-un. 

Recientemente el primer mandatario norcoreano ha probado misiles intercontinentales  con cabezas nucleares y ha afirmado estar dispuesto a castigar sin piedad a los Estados unidos y a Corea del Sur. 

Rusia y China como soporte del estallido  

Si bien la tercera guerra mundial está en curso, puede llegar a un conflicto mucho mayor si se exacerban los ánimos en el medio oriente y Corea del Norte. 

Afortunadamente, Rusia y China con su fuerte alianza militar y económica han servido como un contrapeso para evitar otros conflictos. Estados Unidos está consciente del poderío militar de estas dos naciones y prefiere extender el juego geopolítico evitando confrontaciones bélicas con ellos.  

Lo que hemos visto hasta ahora no es sino un abreboca, el poder de destrucción de una tercera guerra mundial significaría el exterminio para la especie humana.